La Mujer Canica

domingo, julio 30, 2006

Día 33- Incompleto


Mientras el nacimiento la desgarraba, jugaba para compaginar esta maquinaria con forma de cuerpo estimulado, animado, con la selva. No se puede encontrar adentro un poco de amor. Dijo: insisto, ya no estoy.
Es de noche, la noche es inmortal y atolondrada. Es un mar (de)desquiciado(s). Entonces, la nació insólita, para chocar al tiempo y a un par de ojos tristes de tigre viejo desterrado del monte; por eso... (silencio) algo -siempre- que perder queda. Moraleja: vamos, sigamos ganando lo que venga.
No puede dejar/dejar de seguir la sombra... como una chica tonta viajando bajo el sol de cualquier planeta, con sed y harta de absurda felicidad. Absurda... (silencio)
y necesaria como la risa. Absurda y necesaria como la verdad (silencio) que enjuicie.
Ahora un ruido, una voz, anuncia tránsitos pesados en el alma. (silencio) hay gente que sabe como impresionar caminando como laucha.
Quedate tranquilo, tibio corazón, el frío siempre pasa y la lluvia se queda sin lágrimas en algún momento. La soledad no es tan seca. Nadie (silencio) tan necesario.
En los huecos hay algo. No hay que mirarlos desde arriba como a los humanos. Hay que ahuecarse la piel y después saltar.
El hombre es una chica tonta movido por pasión, una máquina de hacer sueños imposibles o pájaros de membranas finas, mentiras, un hueco oscuro con estrellitas puntudas adentro.
Mirá:
3 Palabras cursis de amor
4 Estados de enfermedad
5 Notas y yesos
6 Lo que no espero
7 (silencio)
hay una Cosa en mente, es real. Buscá la metáfora
(que alguien lo complete)

amigo, querido amigo, me desgarro: desmenuzo mi
vida, no encuentro mas nada. Esta máquina atrofiada quiere jugar (le saltan los resortes), y jugaba (antes) para compaginar esta forma de cuerpo estimulado, animado, con la selva. No se puede encontrar acá adentro un poco de amor. Dije:
insisto, ya no estoy
en mí, necesito una curita o un camisón que me
aparezca.
Ya no estoy en mí para nadie. Ojalá se revele la silueta en algún apuro.

Es de noche, la noche es inmortal y atolondrada. Es un mar de desquiciados: por eso estoy en la penumbra, en donde no aparento estar colgada sin aire. Estan acá un par de ojos tristes de tigre viejo; no sé de quien son: no sé. Pero me miran raros o extranjeros.

Pienso...

Siempre
quiero perder lo que queda conocido para ganar lo que venga sin conocer.Sin embargo, no puedo ahora.
Nunca puedo seguir la sombra sin perturbarme... como una yo viajando bajo el sol de cualquier
planeta ideal, con sed y harta de absurda felicidad. Absurda...
(silencio)
y necesaria como la risa. Absurda y necesaria como la verdad (silencio) que enjuicie.Que me clave la
palabra, o muerda mi pulmón.
Ahora un ruido, una voz, anuncia tránsitos pesados en el alma, no hay ninguna multa que pagar, eso sirve para la desesperación (como el dinero), no para la calma (¿qué para eso?). (silencio) hay gente que sabe como impresionar caminando como laucha. Bellamente, con ojos cristalinos como el barro creador: muerto por el polvo que desparrama a su paso El absoluto (en ese momento no importaba la diferencia entre conocer y saber);

y lo creía cierto (¿quién lo creía?)...en esta época sólo nos queda emborracharnos de metáfora y comer papas fritas sin demasiado aceite (por este tema del colesterol, por eso,si es posible, que se friten con el vapor).
La soledad no se reseca cuando aun el llanto la humedece, así se disfruta entre el martirio y la bajeza de mirarnos al espejo acurrucados en el borde de la locura.Y luego, caminando con hipernormalidad/hartos de moral, pero moralistas.
En los huecos hay algo que quiero conocer. Y me arrojo (aunque no suelta del tema de las probabilidades). No hay problemas que no merezcan ser probados cuando se trata de la pasión (probablemente lo digo).En el mundo están sucediendo cosas que no se explican... desde hace un montón de muertes (no creo -ahora- que valga la pena jugar al ping-pong de preguntas y respuestas con la pasión).
Y...

La tragedia es sabia, mira a los
hombres desde adentro.

Vos, sabés de muertes, como yo
se de mentiras... o ¿men/ t/ uras?
(que alguien lo complete)

lo propio del sofista, según Aristófanes, es inventar razones nuevas.

procuremos inventar pasiones nuevas, o reproducir las viejas con pareja intensidad.

analizo una vez más esta conclusión, de raíz pascaliana: la verdadera creencia está entre la superstición y el libertinaje.

José Lezama Lima

(que alguien lo complete)