La Mujer Canica

martes, julio 11, 2006

Día 28- Batik




Olvidarse los zapatos, descalzarse ante lo que amanece e impactar sin nombre en la luz.

(Imágenes teñidas de luz blanca)

Rodando voy como un río desnudo entre la arena que se hace piedra, como un relámpago en el lago, voy, destrozando sin nombre a la palabra que espera alumbrarse.


(Imágenes teñidas de luz amarillenta y eléctrica con fondo oscuro)

Sólo con fulgor y furor, cual ave crisálida no alada en caída firme (por ciega, tal vez), hundiéndome, buscando la dicción que me queme, me incendie consumada.
Como un mordisco en los talones que llega expansivamente hasta los huesos, retorno al asco prematuro de invadirme de presupuestos e imposturas. Para qué negarme si (me) existo; si hambrienta de pensares colmo la indecencia que me restituye en cada vocablo.

(Imágenes teñidas de luz roja y líneas rápidas de cristal)

Un aleteo de pez gigantísimo (antes abatido), sacude la alfombra centinela. Una caricia aúlla en todos los pasos y respiros cotidianos, en las jorobas internas que se hinchan mientras sigo avanzando. Tregua a este encierro.

(Imágenes teñidas de luz azul, también, burbujas en crecimiento de luz celeste y una con un ramito de nomeolvides)

Me hundo en el embudo de dos sonrisas correspondidas: ternura de patito (ahora rosado) que se imagina flamenco. Mercurio imparable. Canica explosiva-mente tímida.

(Imágenes teñidas de luz verde, con plumas rosas volando suaves, casi suspendidas)

Para qué coleccionarse, disecarse, en racimos de tiempo ya cosechados, en la caja secuencial y continua, en la lluvia temerosa de la vela interminable y solitaria, en la repisa ordenada y estática, si lo que sopla es el aroma de menuditas violetas que crecen en calesitas con sortijas, no en molinos de vientos.

(Imágenes teñidas de luz negra y rápidamente un punto de fuga de luz lila desde el centro desplaza al negro, anulándolo)

Que ese tal amor me mate si no. Si debe ser de olvido (la primer escapatoria o el primer conformismo hacia la huída, como dice un amigo), que sea urgente y verdadero. Que el lenguaje me desplace y la memoria no gobierne. Que ya a nadie le importe a no ser por necesaria para el odio. Que la nausea me destroce el cuello, la garganta, y no nazca ni siquiera el grito que me deja atorada.
Que ese tal amor mate a mis ajos cuando una mueca los reclame. Que ese tal amor no me habite, no me atormente con sus lunas macabras que emanan imposibles. Que las estatuas de sal no me rocen, ni las “arrugas de plastilina”... y si no, que ni se atreva a denunciarme, ligeramente, como loca, loca localocalocaloca.

(Imágenes teñidas de luz marrón, con granitos de polenta desprendiéndose velozmente, con hojas otoñales temblando acurrucadas como pollitos friolentos, como un montón de castañuelas)

No le permito al destino algo semejante. Las escamas no tocan mi piel, ni la tocarán jamás. Cuando crean penetrarme, ya no voy a estar.
Cuando la ceniza se confunda conmigo, eso que dispersen no va a ser nada mío, sólo será polvo no transitado, un extraño a lo que soy.

(Imágenes teñidas con luz gris, de golpe un abanico de colores incandescentes)

Me descalzo de nombre pero no de luz.

(luces en batik, en torbellino)

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»

5:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

9:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home