La Mujer Canica

miércoles, junio 14, 2006

Día 23- La Palabra como obra de arte

"El artista plastma con tinta lo que sufre con sangre"
Juan Tardivo
Hoy (esto va a aparecer editado mañana a la mañana) nos preguntaron en la escuela de artes cuál es o cuáles son, para nosotros, las obras de arte más importantes en la historia.
Salí a tomar el colectivo, con la pregunta hiriendo en la cabeza, congelada desde los huesos hasta las ideas, desesperada por llegar a casa y con la ansiedad que provoca el calor de las colchas sobre el cuerpo.
Llegué a destino: mi cama. Pero no pude resistir, un arrojo incontinente me impulsó a buscar alguna respuesta.
Acá estoy escribiendo, otra vez.
Entonces, ¿cuál es?.
Definitivamente, la mayor e insuperable obra de arte creada por el hombre, es la Palabra.
El arte es metáfora. La palabra es La metáfora del mundo. De la vida. A partir de la palabra inventamos al mundo, lo re-creamos... o el mundo habla a través de ella. Nos concebimos e innovamos.
Traté de imaginar a la primer mujer y al primer varón: uno mirándose en otro, reflejándose, volviéndose espejos, mordiscos y abrazos. Necesitantes de un poco más, de algo que los uniera y representara como si fueran lo mismo, uno solo sintiendo. O el otro sintiendo lo ajeno. También, imaginé, el asombro, el miedo, las ganas de, la rareza de lo que los rodeaba, de ellos mismo, lo extraño de apreciar a través de los sentidos, el hacerlo conciente (no debe existir algo más raro que darse cuenta de uno mismo). Con ello la sensación de agrado, placer, gozo, tristeza, dolor, amor, ternura, todo lo que aun era innombrable aunque necesario de transmitir, nombrar. Así inventaron, nacieron, crearon, la palabra. Los dos juntos, hombro a hombro, balbuceando inmediatos, tocándose las bocas, haciendo muecas... jugando... haciéndose sentir desde la diferencia que, al mismo tiempo, los unía.
La palabra se crea por el amor; no por la necesidad de satisfacer o resolver lo material de la vida. Ya sé, puede que parezca iluso, cursi y poco científico, pero sin embargo, dado que se permite decir tantas cosas atroces y terribles, lo digo: la palabra se crea a partir del sentimiento amoroso y con ella la imaginación poética.
Antes de la palabra, la risa y el llanto era lo que nos figuraba. Lo que nos hacía distintos al resto del mundo de la vida. En la risa y en el llanto nos encontramos. Nos reconocemos (individualmente y también en un “nosotros”). Son una especie de “grito desarticulado” que, en una instancia posterior, buscan pronunciarse.
Con esto no pretendo decir que sean, la risa y el llanto, inferiores a la palabra. En absoluto. Lo que intento, es mostrar como a través de ella, el ser humano, pudo ampliar sus capacidades. Pudo expresarse y comprender de forma revolucionaria: ya sea para significar molestia, bienestar, pedir un poco de agua, declarar afecto, simbolizar algo que le gusta (o no) o, simplemente, pasar el tiempo.
La primer palabra, fue poesía. Fue belleza y creatividad.
En la palabra encontramos todos los requisitos que debe cumplir una obra de arte, desde la función receptiva hasta el sentido comunicativo.
Aun cuando las palabras no puedan nombrar todo (que está bueno), el poeta sabe pronunciar lo que pretende a través de ellas:


“Yo te amo: entonces viene el pensamiento: me gustaría escribir un poema que expresara exactamente lo que quiero decir cuando pienso estas palabras”
W.H. Auden.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Totalmente de acuerdo, Sofía. Primero la palabra, después el universo.
Sigo leyéndote. Un abrazo.
ana

5:39 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

espero pronto nos veamos, ya es hora...un beso, juli

8:24 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

4:35 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Keep up the good work. thnx!
»

5:40 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»

12:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home