La Mujer Canica

lunes, junio 05, 2006

DÍA 17- una meditación en período de vértigo


Vivir debe ser... (una meditación en período de vértigo)

Una palabra.
Y reafirmar estos días.
Quiero salir de vos e irme (vos ausente), o quedarme con esto mismo, pero necesito verte apuntándome, aunque duela o lastime como un viento de gilettes.
La belleza.
Desconozco tu locura de barquito sin final. Pienso, sin embargo, desde esta distancia de mar de vidrio, en esos momentos cuando nos volvemos niños, encontrándonos cara a cara, miserable y apasionadamente jugando a que nos conmueve la luz...
Una lágrima.
Si no es ahora, si la vida está en otra parte...
Si estos veinte años (ahora veintiuno) que a veces parecen cinco (y recuerdo un chocolatín negro y derretido) y otras, cien.
Mis medias hasta la rodilla, un tutú rosa, delgada silueta, no sea cosa que parezca gula! Y un gran moño en la cabeza escrito en verde y con luces incandescentes por si me pierdo.
Ser consumiente de "cultura estamenteria"
Niña rebelde (o casi mujer canica) que cuida "las formas" para inevitablemente caer en el abismo de reconocerme como un simple mortal y quedarme así perpleja en un estado de sin saber sabiendo, o a veces mucho peor: creyendo cultivarme en lo absurdo.
Acostumbrarnos a la porquería pública, al público de porquería, sabiendo que existen lugares a donde llegar.
Una sonrisa.
Te invito a esto, a compartir un trozo crudo de lo que soy en forma de imagen y palabra, de tradición y alquimia, para que me ayudes a entender que aun tengo siete nombres (aunque sean todos iguales) a lo cuales acudir cuando me desprecio, o simplemente me distraigo sintiéndome un absurdo; te invito, en realidad, para recibir primero tu invitación (o pase –casi-libre) a ese: "es aquí, detrás del molinete". Y así rodar como una canica.
El amor.
¿ERROR O PERMISO A LA POESÍA? una invitación formal a saltar la hipocresía cotidiana para llegar a quién sabe dónde (¿a la tragedia de la sensualidad?). Porque siempre llega y se convierte en héroe muerto; muere aun necesario (¿para eternizarlo?). La vida vale una historia de amor.
La muerte.
Otro girón que promete no detenerse. Y también, ladrillo refractario. Otra ráfaga de espuma en mi vida, ráfaga de miedo, y también, represión... y más... lunas medias y nostalgia tímida, todo, absolutamente todo.
Acá, mis labios, mis míseros labios cubiertos de sal y este vano armazón de luz extinguiéndose...

Un puente.
La imaginación poética. El artista. La experiencia de la existencia recreada desde la belleza. Mi carboncito, y este mismo escrito (no por bello si no por ser puente, tal vez, el hoyo de una canica,). Para expresarnos desapresando lo contenido. Para objetivar (¿ o será aliviar?), de alguna forma, lo sentido. Todo es movido por una erótica inconsciente que se hace consiente en la reflexión.

La vida es eterno retorno. Pero al amor. A la muerte. (Movimiento envolvente)

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

shhhhhhhhhh

11:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡que linda tu vida!. como si mirases con los ojos del amor. guarda, la caída duele

6:11 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Your website has a useful information for beginners like me.
»

7:31 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

3:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

I find some information here.

9:49 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
»

1:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

6:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home