La Mujer Canica

sábado, febrero 25, 2006

Dìa 1-00/00/00 hs:donde te encuentre

Hoy fue un día de Rayuela, y presiento que todos los demás lo han sido y lo serán. Otra tura (como él define a la verdad; pura invención), otro girón que promete no detenerse.
También hoy, pensé en vos... y sigo casi –casi- igual que antes: desconozco tu locura de barquito sin final, tus dedos blandos han rozado mi piel quemada por el fuego (ya hecha cenizas)... y pienso, sin embargo, desde esta distancia de mar de vidrio, en esos momentos cuando nos volvemos niños, encontrándonos cara a cara, miserable y apasionadamente jugando a que nos conmueve la luz...
Otra tura para un día absurdo que concluye en: todos los caminos conducen a ROMAoAMOR.
Hoy es viernes, pero llueve y no estás. No te busco. ¡¿qué?!. ¿no te busco?. Sí, no te busco, aparentemente, directamente, pero necesito que me encuentres (no con un cartel de oferta sino como esto que soy). Si no es ahora, si la vida está en otra parte, (con gesto amable lo pido) por favor, podría ser en esa otra vida? Bueno, aunque no sé si quisiera, porque básicamente no puedo deducir con precisión, si luego tendrás tanto sentido. Sos como ese paquete de cigarrillos que pusiste como ejemplo. O fui yo quien lo hizo.
Quiero salir de vos e irme (vos ausente), o quedarme con esto mismo, pero necesito verte apuntándome, aunque duela o lastime como un viento de gilettes.

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Canica, soy el señor jota. Lo de señor es exacto aunque un poco triste para alguien que dentro de dos meses cumplirá 40 años. Uno se da fatalmente cuenta de que envejece sin remedio cuando le empiezan a decir "don" y a tratarlo de "usted". Los jóvenes se creen inmortales, y en eso se parecen a los dioses. La madurez nos vuelve humanos, conscientes de la finitud, sabedores de que la muerte no es algo que le sucede a otros. La muerte es el único problema filosófico serio. Las estrellas, el sol y las nubes (como dice un tango) no se conmueven por ese tema. Esplenden y se agotan, amanecen y se esconden, llueven. Ignoran el imperativo de la felicidad y la fuerza del dolor porque duran mucho. Los jóvenes se creen un sol, una estrella inextingible, una nube llorona. Y está bueno. Aunque se acabe, está bueno. La filosofía no está en la universidad, no por los estudiantes, que son jóvenes y, por eso mismo, ávidos de verdad y belleza, sino por los profes, que somos correctos representantes de la burguesía, gente moderada, que paga sus impuestos, manda a sus hijos a escuelas privadas y quiere un sueldo que le permita pagar su quincho, su casa de fin de semana y sus vacaciones junto al mar. Puaj. Una de las cosas más repugnantes que presencié en mi vida universitaria fue ver el auto del secretario académico de la UNRC, una camioneta cuatro por cuatro. Me dije ha muerto tanta gente, defendemos la educación pública y gratuita, para que un ingeniero tenga un auto de 50.000 pesos. Me imaginé a Adorno y a Foucault en una Land Rover y, aunque mi imaginación es poderosa, sentí una vergüenza visceral, un asco moderado pero ácido. Tengo esas actitudes, ¿no?, de resentido, de asceta, yo que tomo vinos caros y uso pantalones Levis. Y (además) fumo en pipa. Pero hay cosas que no compro, lo que amamos no tiene precio, está fuera del mercado. Y qué amo yo. Vivir. "El viento de la vida, la muda embestida de lo incierto", escribí en un poema. Pero en un poema no habla solamente uno. Habla lo que leímos, lo que soñamos (o mejor dicho: nos sueña), habla el mundo, con su lenguaje que escapa a las palabras.
Canica, sos una mujer que da miedo. Me encantaron tus dos últimos escritos. Emocionan y dan qué pensar. Sos una especie de paraíso perdido. Uno de esos sitios a los que, mientras uno viajaba por la vida (la juventud también es un viaje interminable), se quería llegar y terminaron convirtiéndose en una tierra prometida, una postergación. La vida es un destierro. ¿Para qué vivmos? Para alejarnos de los que nos espera. El amor, la muerte. Los dos temas filosófico-poéticos. No se tratan en la universidad. Los profesores de literatura analizan textos, los diseccionan, los descuartizan. Los profesores de filosofía creen que la poesía es lo que Heidegger escribió acerca de Rilke, de Trakle, de Rimbaud. Si escribís en castellano, si sos argentino y -lo terrible de lo terrible- si sos riocuartense, cagaste. Estás ontológicamente devaludado. La poesía se escribe en alemán. No se te ocurra usar las palabras guiso, baldosa o chimichurri porque te estás expulsando, automáticamente, del reino de la poesía. La poesía son los poetas que escriben en tu lengua materna, te guste o no. Son los que escriben en la lengua que usás para pedir un café, llamar un taxi, pelearte con tu novio. Es todo un desafío convertir esa lengua en una obra de arte. Muchos lo han hecho. Hay que leerlos. Nada más. Ni nada menos. Nada más ajeno a la poesía que los profesores de lengua y los de filosofía. Los de lengua, porque hacen del poema un asunto gramatical; los de filosofía porque no leen poesía, leen los que filósofos canónicos (Nietzsche, Heidegger, Derrida) escribieron acerca de poetas. Los tres poetas más grossos de la argentina son Juan L. Ortiz, Juan Gelman y Joaquín Giannuzzi. Los profes de filosofía leen a Ortíz porque Oscar del Barco les dijo que era un gran poeta. Como Gelman fue Montonero y Gianuzzi escribe acerca de radios, baterías de autos y tazas de café son sospechosos. Hasta que un profesor venga y les diga que hay un metafísica ahí.
Canica, no me hagás caso. Me pongo rabioso con la universidad (que es uno de los lugares en que me gano la vida), pero la impostura y la tinlinguería me ponen loco. La poesía argentina es una de las más importantes del mundo de la literatura contemporánea. Y para ser poeta no hace falta escribir "alma", "ocaso" o "ser", aun cuando lo escribas. No lo digo por vos. En serio. Que sos un alma que habla, y escribe. Una pasión que piensa y hace. También sos un cuerpo (todos lo somos), y esa condición nos hace humanos, imperfectos, contingentes, accidentales. Si fuéramos dioses (jóvenes por siemrpe, for ever young, como dice una canción hermosa y tonta) no pensaríarmos, ni escribirímos y no nos desepararía la vida, la muerte, el amor.
Nos vemos.

1:41 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

2:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

andá a c....

12:31 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

3:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

I find some information here.

9:50 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

11:38 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Very pretty design! Keep up the good work. Thanks.
»

10:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»

4:27 a. m.  
Anonymous de Canica (espero que entiendas algo!!!) said...

English Sir:
I do not understand too much this language (of course, in the form in which I am writing to you!!!). But, I need to thank you somehow. Some of the sites that you recommended to me have been from great interest for me. I hope to be to the height of the espectativas, although almost never it is thus!!!. Thank you very much, very very thanks. Canica…

2:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home